En tan sólo unos días hemos visto a los grandes disruptores, Alphabet (de Google) y Uber, hacer realidad aquello que parecía de ciencia ficción: camiones autónomos circulando por las carreteras de Estados Unidos. Pero hay otros como Domino´s Pizza, Ford y Tesla, cuyas pruebas ya están revolucionando la logística automatizada.

Es una guerra por la innovación y son las grandes disruptoras las que encabezan la llamada revolución 4.0 y que nos han sorprendido en un abrir y cerrar de ojos. Una semana después de que Uber comenzara a operar sus camiones autónomos para transportar mercancías en viajes de larga distancia por Estados Unidos; Waymo, la división de camiones autónomos de Alphabet, también puso en marcha su programa piloto para sustituir a los humanos en las cabinas de transporte.

Te presentamos cuatro empresas montadas en la ola de la logística automatizada con un objetivo: resolver los principales problemas que enfrenta el transporte por carretera, como es la disminución de accidentes por choferes que se duermen o se distraen mientras conducen.

Te recomendamos leer: Metodología para innovar en 45 minutos

1.- Uber y sus camiones Uber Freight

Debes saber que esto no es coincidencia. Alphabet, empresa de Google, demandó a Uber por robo de información sobre la tecnología de autocontrol aplicada a los coches autónomos. Tres días antes del juicio llegaron a un acuerdo que incluyó el pago de una participación del 0,34% de Uber a Waymo (unos 245 millones de dólares).

Robo o no, Uber se adelantó y puso en marcha sus camiones Uber Freight para transportar mercancías de clientes reales en trayectos de larga distancia. Su servicio consiste en recoger la carga que un camión tradicional deja normalmente en una estación de transferencia y llevar la mercancía a su destino.

Aunque los camiones ya son autónomos, Uber todavía opera con conductores humanos que van listos para tomar el control si algo no sale bien. El objetivo es seguir analizando los patrones de conducción hasta lograr la total autonomía.

2.- Alphabet y sus camiones autónomos Waymo

La empresa de Google anunció este viernes, 9 de marzo, que también pondrá en práctica su división de logística automatizada en Atlanta  -uno de los centros logísticos más grandes de Estados Unidos- a través de un programa piloto que va a transportar carga útil desde los centros de datos de Google a Atlanta.

Alphabet lleva una década analizando los patrones de conducción en humanos a través de sensores personalizados instalados en vehículos de pasajeros reales. Y con expertos en Inteligencia Artificial, han logrado ubicar los patrones de conducción de un camión de grandes dimensiones que también enfrenta desafíos mayores: el frenado, los puntos ciegos y el peso, por ejemplo.

 

 

Estos dos anuncios han sorprendido a la industria porque convierten al 2018 en el año en el que la transportación de carga con vehículos autónomos, se hizo realidad.

Te recomendamos leer: Inteligencia Artificial, la revolución del retail en 2018

3.- Elon Musk y su camión eléctrico Tesla Semi

En noviembre de 2017, Elon Musk presentaba oficialmente el camión con el que quiere transformar el transporte de mercancías por carretera: el Tesla Semi, un camión eléctrico, aerodinámico, capaz de transportar un remolque completo de 40 toneladas, con autonomía para 800 kilómetros, un piloto automático y el asiento del conductor ubicado al centro porque simple y sencillamente no necesita espejos retrovisores, gracias a dos pantallas interiores que muestran el camino.

Bueno pues ese camión cuya producción comenzaría en 2019, causó furor en enero de 2018 cuando un usuario captó la cabina circulando por las calles de Santa Clara, en California, Estados Unidos.

 

4.- Domino´s Pizza hará entregas en Ford Fusion autónomos

Estos gigantes también quieren revolucionar su sistema de reparto con vehículos autónomos y al parecer van por muy buen camino. Tras medio año de pruebas en Estados Unidos, los primeros resultados arrojaron información tan valiosa como curiosa y servirán para seguir ajustando la experiencia de los usuarios.

¿Cómo funciona? Un empleado de Domino´s coloca la pizza en el auto autónomo y al llegar al domicilio, el comprador ingresa su teléfono y los últimos cuatro dígitos de la tarjeta bancaria con la que compró.

La prueba se centraba en observar la reacción de las personas, especialmente en los últimos 15 metros de la entrega. Sorpresivamente, los usuarios no temen dar su número telefónico pero sí sus datos bancarios y curiosamente, los compradores salen descalzos y ¡siempre dan las gracias!

Ahora las empresas usarán la Big Data para mejorar la experiencia de usuario y tratar de que el auto se estacione más cerca del punto de entrega y quizá instalar un sistema de voz que pueda responder al agradecimiento de las personas.

 

Como ya hemos mencionado en otras entradas, la Inteligencia Artificial está teniendo un crecimiento exponencial y estamos ciertos de que seguiremos viendo nuevos experimentos y programas piloto, como el Pop.Up Next que Audi y AirBus están probando y que consiste en vincular una cápsula biplaza a un módulo que podrá circular por tierra y aire para evitar el tráfico en las ciudades.

 

¿Conoces algún otro proyecto tecnológico aplicado a la logística que se esté desarrollando?

1 Response